El otro día me puse a ver los artículos que vendían en un mercería online muy famosa de la Ciudad , no quería comprar nada , simplemente siento una debilidad por todas las Telas, los colores y las texturas, además de que aquellas creaciones que realizan con estos materiales son, a mi parecer , fantásticos.


Como ese día estaba lloviendo y sinceramente no tenía ganas de salir a ninguna parte, decidí entretenerme viendo materiales para hacer este tipo de manualidades: fieltro, foami, estambre, tela ; y ver todas las obras de arte que crean con ellas. Conejos, pulseras, árboles de navidad, manteles y muñecos de peluche. Es como adentrarse a un mundo de colores, de listones, hilo y ganchos.

Yo no tengo la paciencia, ni el tiempo , ni la habilidad para realizar algo así, por eso me pierdo cuando veo esas cajas pintadas con detalles excepcionalmente hechas a manos, adornadas con botones y con moños multicolor. Es un deleite ver frutas realizadas con fieltro o personajes de caricaturas tejidas con gancho.

Cuando tengo la oportunidad ,  visito una de esas tiendas de mercería para pasearme por sus pasillos llenos de purpurina, flores artificiales, cartón y envases de vidrio listos para ser decorados. Las figuras de cerámica o de las letras de unicel blanco esperan en sus estantes a que alguien los sostenga para darles vida con las brochas y las pinturas.

Es reconfortante ver a las señoras que pegan con silicón, que tejen un suéter para su perro, pintan sobre una superficie blanca o crean moños enormes con listones dorados y rojos. Con toda la paciencia meten chaquiras y cuentas en hilos transparente para darle forma a una pulsera , cosen patrones de fieltro para un centro de mesa o decoran cajas y envases de vidrio para la primera comunión de sus hijas. Les tengo mucho respeto.

Existen diferentes tipos de arte y para mí este es uno de ellos ya que a partir de un retazo de tela , de la mezcla de hilos, de una placa de unicel, o con la ayuda de foami, crean bellezas que decoran el hogar. Es un método eficaz para alimentar la creatividad ya que la imaginación no se les termina y están dispuestas a enfrentarse a cualquier evento que se les presente.

Pero no sólo me gusta visitar estos lugares llenos de tela y botones, también aquellos donde hay papel y colores ; plumas y lápices. Me gusta recorrer los pasillos donde hojas de papel de diferentes tipos, tamaños y texturas se juntan para crear un mundo hecho de cartulina. Los lápices acomodados perfectamente como soldados y las pinturas acrílicas, los plumones y las tintas a la espera de que un artista los utilice en su obra.

Admiro a cada una de estas personas que pueden crear una obra especial con materiales puestos es una mesa. No sé si se imaginan la obra o sus manos moldean la figura por sí solas, lo único que sé es que quiero intentarlo a pesar de que no pueda hacerlo.