En las primeras etapas de iniciar cualquier emprendimiento, es probable que desees tener un pequeño equipo de empleados para minimizar los gastos en un lugar, de preferencia privilegiado y bien ubicado.

Y una buena forma de hacerlo es el contar primeramente con unas oficinas en renta que te permitan movimiento en cuanto a la disposición de tu capital para realizar otras tareas.

Es decir, puedes contratar oficinas completamente amuebladas y/o oficinas virtuales, ambos casos son flexibles en tiempo y superficie y tienes disponibilidad inmediata.

Esta forma de iniciar es importante porque se facilita el armar tu equipo de trabajo y se reducen los costos iniciales.

Y en este sentido, una buena manera de llenar los conocimientos especializados es contratar freelancers o consultores.

De esta forma, evitarás asumir los costos de los empleados y los pagos de beneficios. Y hay una variedad de sitios que pueden ayudarte a acceder a freelancers, como Freelancer.com, Guru.com, y Upwork.com.

Es importante que consideres que la calidad es importante en tu negocio, por ello no escatimes en buscar un buen consultor o freelancer.

A veces por ahorrarse unos pesos, el costo es mucho más alto por no haber encontrado a la persona idónea.

Por otro lado, es increíble lo que los empleadores buscan pagar a los especialistas en este ramo de consultoría y freelancers.

A veces parece una burla el pago propuesto contra la cantidad de experiencia exigida. Así que lo mejor es encontrar un equilibrio para ambas partes en donde se sientan cómodos y especialmente estimulados para trabajar en conjunto.

No hay como un buen ambiente de trabajo, aunque éste se desarrolle a distancia y de forma digital.

Ahora que si lo que buscas es un equipo local que se encuentren físicamente contigo, entonces una buena idea podría ser encontrar aquellos perfiles en LinkedIn.

Esta plataforma está dando unos muy buenos resultados ya que las personas que ahí colocan su curriculum son valoradas y evaluadas por otros compañeros y/o socios.

Así que esta es otra plataforma que te pudiera dar muy buenos contactos para conseguir elementos valiosos para tu proyecto.

Ahora bien, pasemos a un hecho importante que a veces solemos dejar de lado cuando estamos tan inmersos en llevar a cabo nuestro proyecto y es lo relacionado a tener un buen abogado a nuestro y de nuestro lado.

Al igual que llega a pasar con la contratación de asesores y freelancers, por el hecho de ahorrar en los gastos, las empresas que inician suelen contratar asesores jurídicos inexpertos.

En lugar de gastar el dinero necesario para contratar a abogados competentes, a menudo se contratan abogados que son amigos, parientes u otros que ofrecen descuentos de honorarios grandes.

Al hacerlo, te niegas a tí mismo el consejo de un abogado con experiencia que podría ayudarte a evitar muchos problemas legales graves.

Por lo tanto debes considerar entrevistar a varios abogados o firmas de abogados y determinar si los abogados o los bufetes de abogados tienen experiencia en algunas, si no en todas, de las siguientes áreas legales:

  • Derecho corporativo, comercial y de valores
  • Derecho contractual
  • Ley de Empleo
  • Leyes de propiedad intelectual
  • Leyes de los Impuestos
  • Leyes de franquicias
  • Financiaciones de capital de riesgo y ángel

No es necesario que el abogado o bufete de abogados tenga experiencia en todos estos ámbitos, ya que ciertos problemas pueden ser “extendidos” a diferentes abogados o empresas especializadas.

Pero a menudo es mejor que tengas una empresa que puede manejar algunas, si no muchas de las áreas de experiencia enumeradas anteriormente para proporcionar continuidad entre tu empresa y el asesor legal.