El uso de un avión no tripulado en un almacén

El tema de los aviones no tripulados y la logística dentro de una almacenadora resulta ser una herramienta muy adecuada para propósitos de intralogística.

Existe una opinión generalizada entre las empresas de logística de que los drones son especialmente ideales para usar al aire libre.

Sin embargo estamos viendo los casos en DHL y Amazon ya los están usando en interiores y de hecho, hay muchas buenas razones para usarlas también dentro de edificios.

Las cualidades de manejo ágil de los drones les permiten operar en espacios confinados, por lo que pueden usarse igual de bien dentro de la almacenadora.

La ventaja es obvia: si bien hay mucho tráfico en los pisos de los almacenes y salas de reunión, el aire sobre ellos es en su mayor parte claro.

Como tal, es lógico que se utilicen para la entrega rápida de artículos a la línea de producción o estación de recogida.

a) Usos en el almacén de gran altura

Gracias al rápido desarrollo tecnológico de los drones, ahora están disponibles en todos los tamaños para una amplia gama de usos.

Esto incluye pequeños aviones no tripulados que, a pesar de sus pequeñas dimensiones, tienen suficiente capacidad de carga para transportar objetos o estar equipados con cámaras de alta resolución y tecnología de escaneo.

En consecuencia, los aviones no tripulados son cada vez más adecuados para su uso en espacios interiores y almacenes, donde pueden navegar fácilmente en su camino alrededor de filas de estantes a veces estrechas y altas.

Especialmente en sistemas altamente construidos, los aviones no tripulados reducen el riesgo de que los empleados se lesionen al trabajar en alturas.

Aquí es útil una colaboración hombre-máquina en la que el almacén está dividido en varias zonas: mientras los empleados se ocupan de las tareas desde la altura del piso al pecho, los drones operan en los estantes más altos.

Aquí hace uso principalmente del láser, ultrasonido y otros sensores, que se conectan al sistema de control de software a través de WLAN.

b) Su uso en los inventarios

El proceso de inventario puede automatizarse con la ayuda de drones y, por lo tanto, llevarse a cabo de noche o durante el fin de semana, minimizando los tiempos de inactividad.

Durante sus vuelos, los aviones no tripulados registran los niveles de stock por cámara y escáner, comprueban simultáneamente el inventario e informan los resultados directamente al sistema de inventario.

Los empleados normalmente encargados de esta tarea pueden dedicar su tiempo a otras tareas más exigentes.

Además, esto asegura constantemente que los niveles de stock se registren de forma permanente y precisa durante todo el año.

Los drones están en el camino de la logística, no solo para el transporte de mercancías a través de la tierra, sino también en el almacén a corto y medio plazo.

Aún faltan cosas por hacer y particularmente por regular, sin embargo, este avión no tripulado ya está viendo una alternativa de funciones dentro del mundo de la logística.

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram