En las última décadas, hemos visto a nivel mundial un aumento, no solo de la población, sino del peso de los individuos, llegando a puntos tales en donde la obesidad ya está presente en un gran sector de la población en países como Estados Unidos, Inglaterra y en México, por solo mencionar algunos.

Esto repercute por ejemplo a que los ingresos hospitalarios relacionados con la obesidad vayan en aumento con las consecuencias de salud que esto implica.

No estamos hablando de solo observar que las medidas de la cintura aumenta.

Nos referimos a una cuestión incidental que surge de lo que ahora se conoce globalmente como la “crisis de la obesidad” es una mayor propensión hacia la pérdida de cabello para los afectados quienes ahora buscan con desesperación un tratamiento para la calvicie.

¿Cuándo se convierte el sobrepeso en obesidad?

Para saber si una persona tiene sobrepeso u obesidad se mide actualmente con una herramienta de peso saludable a través del Índice de Masa Corporal (IMC). Aunque esto puede ser útil para proporcionar una guía, no es exacto para todos, ya que no tiene en cuenta factores como la masa muscular y la etnia.

La herramienta de cálculo de IMC se considera más precisa para los caucásicos que para otras razas cuando los umbrales del rango de peso definido pueden ser más bajos.

También se cree que medir la circunferencia de la cintura es útil y es un método utilizado por los médicos generales.

Las personas con cinturas muy grandes, en general 94cm (37in) o más en hombres y 80cm (aproximadamente 31.5in) o más en mujeres, tienen más probabilidades de desarrollar problemas de salud relacionados con la obesidad.

La crisis de la obesidad se ha hablado durante muchos años.

La escala actual del problema y las formas en que las personas están tratando de combatirlo está siendo cada vez más complejo.

Vemos que el problema se está tornando más complejo al observar que el índice de obesidad está llegando a sectores de la población más vulnerables como lo son los niños.

De esta forma ya nos encontramos con el tema en la mesa de la obesidad infantil en donde vemos a niños de 5 o 6 años ya con esta condición de salud.

La obesidad reduce la esperanza de vida en un promedio de 3 a 10 años, dependiendo de qué tan grave sea. Se estima que la obesidad y el sobrepeso contribuyen a por lo menos 1 de cada 13 muertes en continentes como Europa donde el estilo de vida es mejor que en otros lugares.

Entre los riesgos para la salud, donde lo padecen tanto hombres como mujeres, adultos y ahora los jóvenes y niños dispara aquellas enfermedades que son crónicas como :

  • Enfermedad coronaria
  • Diabetes tipo 2
  • Cáncer en zonas como el de endometrio, de mama y de colon
  • Hipertensión que es la presión arterial alta
  • Dislipidemia que abarca los niveles altos de colesterol total o de triglicéridos
  • Accidente cerebrovascular
  • Enfermedades en el hígado y la vesícula
  • Problemas respiratorios y de apnea del sueño
  • Pérdida de cabello

Por ello, si estás observando esta condición de sobre peso en ti o en alguno de tus seres queridos, toma lo antes posible cartas sobre el asunto y minimiza los riesgos de contraer enfermedades adyacentes a la obesidad.