Cuando recién comienzas tu negocio y abres tus oficinas quieres ahorrar la mayor cantidad de dinero posible.

Sin embargo, poner tus finanzas en orden puede ser una experiencia estresante y para un joven empresario esto pudiera tener una respuesta aún más compleja.

Veamos cuáles serían los pros de un joven empresario al pensar externalizar las finanzas de su nueva empresa:

1) Puedes enfocarte en el producto

Cuando recién comienzas todo lo queremos hacer nosotros mismos y este es uno de los mayores errores que se cometen.

Y cuando observas que, a pesar de eso, no llevas tus propias finanzas en orden es lógico que comiencen a llamar de las oficinas tributarias.

El externalizar la contabilidad y teneduría de libros hará que te puedas enfocar en el producto y aumentar las ventas.

A menos que seas un experto en contabilidad y aún así, vale la pena que comiences a pensar en que alguien más lleve tus libros localmente.

2) Reduce la Toma de Decisiones

Al externalizar las finanzas se reduce la toma de decisiones así como la curva de aprendizaje.

Aquí se sugiere tercerizar tu contabilidad básica y escribir (o aprobar) tus propios cheques a proveedores.

De esta forma puedes controlar tus gastos comerciales y, a la vez, ahorrar tiempo y dolor de cabeza en lo que respecta a la contabilidad. Un simple servicio de contabilidad en línea debería hacerlo fácil.

3) Te impide hacerlo

Para algunos inclusive, lleva a tomar algunos años el darse cuenta de que no tienen nada que hacer en lo que no se es excelente.

E incluso la misma empresa tampoco sabe cómo contratar o administrar a alguien que pueda hacerlo internamente.

Aquí el outsourcing termina siendo más económico porque tanto tu como tu gente se enfocan en sus fortalezas.

4) Ayuda a evitar errores costosos y posiblemente peligrosos

Al subcontratar tus finanzas desde el principio al crear una startup, estás evitando errores financieros costosos y posiblemente riesgosos para la empresa.

A menos que tu o tus socios estén extremadamente versados en la industria financiera, es posible que pasen por alto elementos financieros importantes, que definitivamente podrían ponerlos en un hoyo.

La experiencia financiera vale la pena investigarla solo por esa razón.

5) Tienes alguien en quien confiar

De hecho en algunos casos al subcontratado desde el inicio se llegan a tener a tres personas por el costo de una.

La clave de este tipo de subcontratación para que te lleve al éxito es el gestionarlos como si tuvieran un escritorio en tu propia oficina.

Si eres una persona práctico y conoces tus propias métricas será lo mejor.

Por ejemplo, si estás subcontratando y crees que eso significa que te estás deshaciendo de las responsabilidades de la administración, estas mal camino.

De hecho, deberías ser tu quien despierte a tu contador y no al revés.

Como notarás, la idea es simple: deja a los expertos llevar las tareas de administrar pero no sueltes las riendas.

Si te interesa este tema, visita: Network Oficinas