Las sillas plegables son un elemento básico de muebles, especialmente para ocasiones como reuniones, actuaciones, conferencias y conciertos.

Tienen un tamaño ideal y tienen la posibilidad de adaptarse a muchas personas en un espacio pequeño.

Las sillas plegables son un mueble que permite que un gran número de personas se reúnan mientras se encuentran muy cerca unas de otras.

Son en gran parte de bajo costo, ligeras, fáciles de usar y convenientes; con su diseño plegable ventajoso, es simple instalar o tomar abajo una cantidad grande con poco esfuerzo.

Los asientos y respaldos están diseñados para sentar a personas de todas las formas y tamaños.

El material más común que encontrarás en una silla plegable será un compuesto de plástico o de acero, aún cuando hay hechas de otros materiales encontrarás que las de plástico generalmente son más baratas.

Veamos entonces algunos materiales que se usan en las sillas plegables:

  1. a) El plástico

Hay muchos estilos diferentes de sillas plegables disponibles, cada uno con su propia ventaja y propósito. La silla plegable más común que encontrarás son las de plástico.

Estas sillas son quizás la opción menos costosa disponible en el mercado que las convierten en una opción popular para muchos e ideales para los asuntos menos extravagantes.

Son resistentes a las manchas e impermeables y por lo tanto están protegidas contra derrames accidentales o cambios inesperados del clima.

Debido a su durabilidad y por su precio son ideales para eventos al aire libre, donde una silla acolchada podría ser fácilmente dañada si las condiciones climáticas adversas se presentaran como la lluvia o la nieve.

Las sillas plegables plásticas se hacen generalmente de plástico del polipropileno, un polímero termoplástico.

b) Acolchado

Otra opción viable para el asiento son las sillas plegables acolchadas. Estas sillas vienen con una espalda de plástico, pero en lugarr tienen un asiento de tela acolchada.

Las sillas plegables acolchadas son más caras, sin embargo, también son mucho más cómodas, sobre todo si se espera estar sentado por un período prolongado de tiempo.

Estas sillas se utilizan mejor en eventos más lujosos o cuando las personas estarán sentadas durante largos períodos de tiempo, por lo que son más cómodas.

Suelen tener una construcción elegante y confortable, por lo que son una mejor opción para impresionar a los invitados si la presentación es un factor importante.

c) Metal

Las sillas plegables de metal son otra opción popular, tal vez la segunda más comprada después de las sillas plegables de plástico.

Las sillas plegables de metal son más duraderas y están fabricadas con tubería de acero de calibre 18 para los marcos y con doble remache.

Son más fuertes que las sillas de plástico y se recomiendan para acomodar a individuos más grandes con fines de seguridad.

Si bien tienen su principal ventaja el ser robustas y estables, su principal desventaja será que no son tan cómodas para sentarse en comparación con las de plástico o las acolchadas.

d) Malla

La última y más reciente adición a las líneas de muchos fabricantes de muebles plegables es la silla plegable de malla.

Si bien serán más caras que la mayoría de las sillas plegables, también son una opción cómoda especialmente en ambientes al aire libre donde la gente puede estar sometida a temperaturas calientes.

Las sillas de malla permiten que la gente se mantenga fresca y cómoda con su diseño transpirable, especialmente para ocasiones como bodas donde la gente puede estar expuesta a un calor extremo durante horas.

Las sillas plegables de malla están entre las más duraderas con sus marcos de metal y también son fáciles de limpiar como las sillas de plástico ante derrames o accidentes.