He leído muchos artículos en internet sobre lo que es el coworking, así como sus ventajas, como si fueran un motivador para las personas para que se unan a estos espacios. La realidad es que sí son sitios que brindan muchas ventajas a los emprendedores que tienen pequeñas y medianas empresas o a los freelancers, pero no todo es color de rosa, ya que si todas las personas no respetan ciertas reglas implícitas puede llegar a ser un infierno y tu estadía podría tener las horas contadas. Antes de presentarte los puntos que afectarían su estancia en un coworking, permíteme explicarte lo que es. Es un lugar donde algunos profesionales rentan un espacio para realizar su trabajo diario y aprovechar la diversidad para relacionarse y crear un ambiente donde comparten ideas y experiencias. Ahora sí, pasemos al tema central de este artículo.

Existen reglas que muchas veces vienen escritas en el contrato que firmas al rentar una parte del lugar, otras que no pero son implícitas, aunque no todos las entienden y menos las siguen. Una de ellas es respetar los horarios del uso de espacios comunitario, por llamarlos de alguna forma. En dichos lugares existen oficinas de diferentes tamaños, algunas de ellas cuentan con sala de juntas integrada, otras personas deciden improvisar una, pero muchos usan la sala de juntas que está disponible para todos, por lo que deben tener un calendario con los horarios en los que cada empresa desea utilizarla. Es obligatorio respetar la hora en la que estableciste que terminaría tu junta, pues podría haber más personas esperando por usarla y hacer esperar a sus clientes, los hará ver mal y no será culpa suya, sino de quien no respetó los horarios.

Si bien es un lugar donde se reúne una gran cantidad de personas, es imposible que reine el silencio, pues habrá gente platicando, quizá riendo, o alguien gritando porque está regañando a uno de sus trabajadores. Debes estar consciente que es un coworking, no tu lugar privado. Pero existen situaciones que son demasiado exageradas y que provocan la molestia de otros inquilinos. Como puede ser el escuchar música a través de bocinas a alto volumen, al igual que ver la televisión muy alto. Incluso el tener algún evento no programado podría significar un problema para los que aún están trabajando y no pudieron pensar en un Plan B para cuando llegara el día de dicho evento.

Por último pero no menos importante, el respeto por las cosas y, sobre todo, las ideas ajenas. Además de no robar o perder algo que alguien más te prestó, es de vital importancia que las ideas que te comparten otros emprendedores que ahí laboran las uses como motivación o como lo que son, sólo ideas para crear una nueva, pero jamás robes lo que otros te comparten, y en esta ocasión me refiero a lo intelectual, además podrías meterte en un problema legal y afectarás la convivencia.

Si te interesa trabajar en un sitio como estos, sólo debes buscar en internet coworking Reforma, Santa Fe o en el lugar que desees de la Ciudad de México o Estados de México, aunque en este último conozco muy pocos o nada.

Visita:  Network Oficinas